Boko Haram usa niñas como bombas humanas

Boko Haram usa niñas como bombas humanas
11 enero, 2015 Antonio Velázquez
In destacados

La milicia islamista Boko Haram no da tregua a la población civil en su intento de instaurar el Estado Islámico en Nigeria. En los últimos días ha protagonizado una escalada criminal cuyo saldo en víctimas mortales podría superar las 2.000.

Niñas de 10 años usadas como bombas humanas

Anteayer, los islamistas detonaron una carga explosiva en un mercado de Maiduguri, capital del Estado de Borno. La habían adherido al cuerpo una niña de 10 años. El resultado fue sangriento: 19 personas perdieron la vida y otra veintena resultaron heridas.

Según los analistas, Boko Haram está haciendo uso de niñas secuestradas y mujeres en sus atentados debido a que levantan menos sospechas y elevan la conmoción de la comunidad internacional.

En abril de 2014, Boko Haram secuestró a 200 escolares de un colegio, a las que obligó a convertirse al Islam bajo amenaza de decapitación. Las niñas son sistemáticamente violadas (hasta 15 veces al día), según el terrorífico relato de una de ellas, que consiguió escapar.

Este secuestro provocó una marea de indignación internacional que dio como resultado la campaña “Bring back our girls”. La  plataforma MasLibres.org fue una de las primeras en movilizarse por su liberación, en un multitudinario acto ante la embajada de Nigeria en Madrid.

Ahora, además, todo apunta a que estas niñas son usadas como bombas humanas.

Un fin de semana sangriento

Además de la bomba detonada en Maiduguri, los islamistas de Boko Haram perpetraron el pasado de semana uno de los más sangrientos ataques contra la población civil que se recuerdan. El objetivo fue la ciudad de Baga, al norteste de Nigeria, y otras poblaciones cercanas. Las informaciones que llegan del lugar apuntan a que la ciudad ha sido completamente arrasada y asesinados más de 2.000 civiles.

Los terroristas islámicos dispararon indiscriminadamente contra la población y quemaron sus viviendas y comercios, después de que los soldados desplegados en la zona huyesen el fin de semana ante la inminencia del ataque islamista. La ofensiva culminó con la toma por parte de la milicia de una importante base militar de la zona.

La amenaza de expansión de Boko Haram

Boko Haram, que lucha por establecer un Estado islámico en Nigeria donde rija la sharía o ley islámica, mató en 2014 a más de 10.000 personas. Su líder, Abubaker Shekau, tiene como objetivo estratégico hacerse con el control de los pasos fronterizos hacia los tres países vecinos de Nigeria alrededor del lago Chad: Camerún, Chad y Níger.

Captura de pantalla 2015-01-11 a la(s) 10.30.08

Más de un millón y medio de refugiados nigerianos han huido del terror islamista hacia estos tres países, que forman junto al gobierno de Nigeria la MNJTF, las siglas en inglés de la Fuerza Multinacional de Acción Conjunta. La base de Baga era uno de los cuarteles de esta fuerza, que se ve incapaz de frenar el empuje de los milicianos de Shekau. El mariscal del Aire, Alex Barde, asegura que Ejército nigeriano intentará organizar una operación para recuperar la base tan pronto como sea posible.

Pero lo cierto es que, tras seis años de guerra, la fuerza de Boko Haram es cada vez mayor y el ejército nigeriano no es capaz de neutralizar su azote letal. Un hecho que hace temer por la extensión del conflicto a los países limítrofes, como parece ser la pretensión de Shekau, y que podría tener dramáticas consecuencias.

La agencia vaticana Fides ya ha alertado sobre ello: “la crisis en el noreste de Nigeria se está extendiendo cada vez más a los países vecinos, con amenazas como las de un vídeo atribuido al líder de Boko Haram contra el Presidente de Camerún, Paul Biya. En el vídeo, un hombre que parece el jefe de la secta islamista, ha amenazado con aumentar la violencia en Camerún si el país no abole la Constitución y abraza el Islam”, indicó Fides.

Elecciones a la vista

El próximo 14 de febrero, Nigeria celebra elecciones presidenciales. El actual presidente del país, el cristiano Goodluck Jonathan, aspira a la reelección, pero el fracaso de su gobierno para hacer frente a los islamistas de Boko Haram está erosionando su credibilidad y es el principal argumento de campaña de su oponente, el militar musulmán retirado Muhammadu Buhari.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*