#CampamentoIrak visita al arzobispo de Kirkuk y celebra el primer cumpleaños de Estela

#CampamentoIrak visita al arzobispo de Kirkuk y celebra el primer cumpleaños de Estela
1 septiembre, 2015 Nicolás de Cárdenas
In CampamentoIrak, destacados
Hoy buena parte de los miembros de #CampamentoIrak se ha desplazado esta mañana a Kirkuk, para visitar al arzobispo de la diócesis, el arzobispo Thomas Mirkis, gracias al cual este proyecto ha sido posible. La llegada de #CampamentoIrak al arzobispado de Kirkuk ha coincidio con la reunión mensual que mantiene el prelado con sus sacerdotes. 
Durante la comida, el padre José María Llorcale ha preguntado por el número de curas diocesanos. La respuesta no ha podido ser más elocuente: “Están sentados a esta mesa”. No llegan ni a media docena.
En la conexión de la noche, el propio arzobispo ha descrito la situación de los cristianos en la zona. Como quiera que la tecnología nos ha fallado, estamos trabajando ya para subir toda la entrevista en la web en laspróximas horas.
La ciudad está fuertemente defendida y a pocos kilómetros del frente de guerra. Sus calles están tomadas por el ejército regular iraquí. Alí donde hay una iglesia, la circulación de vehículos está bloqueada con barreras de cemento para evitar la entrada de terroristas.
Hemos tenido la oportunidad de entrevistarnos con refugiados que están en casas escondidas, tienen famliares desaparecidos o jugándose el tipo en el frente. Esperamos poder ofreceros estos contenidos próximamente en nuestra web.
Mientras tanto, el resto del equipo sigue afanándose en avanzar las tareas que tienen entre manos. Arturo sigue enseñando canciones españolas a los niños; Walter lleva devanándose los sesos todo el día para configurar los ordenadores y diseñar el mejor curso posible de informática adaptada a las necesidades de las familias refugiadas; Juan Carlos y Nicolás siguen moviendo tierras para sembrar el jardín…
Como siempre, hoy hemos tenido sorpresa en #CampamentoIrak. Hemos celebrado el primer cumpleaños de Estela. Enseguida echamos cuentas. Eso quiere decir que su madre salió embarazada de su ciudad de origen con el terror pisándole los talones. Estela nació lejos de lo que debiera haber sido su casa, en pobreza absoluta y perseguida desde el vientre de su madre. Pero nos ha hecho sonreir y soñar con que aún hay esperanza. Así se abre la vida paso en #CampamentoIrak.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*