Inauguración del Congreso

Inauguración del Congreso
26 octubre, 2016 Javier
In WeAreN2015

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril inaguraron el I Congreso Internacional sobre Libertad Religiosa ‘Todos somos Nazarenos’ organizado por MasLibres.org y CitizenGO.El presidente de Hazteoir.org y MasLibres.org  acusó al Gobierno de mantener “un perfil bajo y pasivo” en la defensa de los derechos humanos de los cristianos perseguidos.

“No podemos estar orgullosos de la respuesta de Occidente. No lo estamos en absoluto de la pasividad del Gobierno español, que muchas veces se escuda en instituciones internacionales o en la reglamentación de la UE para adoptar un perfil bajo y pasivo cuando es necesario echar el resto en defensa de los derechos humanos de los cristianos perseguidos”, ha declarado en su discurso  de la inauguración del evento Arsuaga.

En presencia de la alcaldesa de Madrid, Ana y de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, que le acompañaban en la inauguración del evento, el presidente de HazteOir.org y Cit, puso de manifiesto que en Occidente hemos perdido la “capacidad de compasión” ante los cristianos perseguidos, a pesar de presumimos de “ser solidarios” ante las desigualdades sociales, las injusticias contra los más débiles y desfavorecidos o las violaciones de los derechos humanos mientras no nos conmovemos ante “la trágica situación que están atravesando los cristianos, cruelmente perseguidos por su fe en países como Irak, Siria, Nigeria, Kenia o Egipto”.

Arsuaga criticó, asimismo, que la repercusión que tienen en Europa estas violaciones de los derechos humanos más elementales es prácticamente nula. “Aquí, en Occidente, somos capaces de llorar con una película que cuenta el genocidio llevado a cabo por los nazis hace 70 años y, sin embargo, permanecer impasibles ante este otro genocidio que se está perpetrando en la actualidad, ante nuestros ojos”, ha destacado.

“Despojados de dignidad”

“Los mártires de hoy están siendo pública y salvajemente asesinados, decapitados, crucificados, quemados vivos, lapidados, arrojados al vacío. Sus cuerpos inertes expuestos como trofeos, vejados más allá de lo concebible. Niños, ancianos, mujeres, adolescentes, separados de sus seres queridos y haciendas; llevados al matadero en camiones, como ganado. Han arrasado sus vidas. Los han despojado de toda dignidad. Y sin embargo, siguen fieles a Cristo hasta las últimas consecuencias. Mientras, en Occidente, guardamos silencio. Un cobarde y cómplice silencio”, ha aseverado y ha denunciado que “nuestras sociedades opulentas sólo reaccionan si la brutalidad del terrorismo yihadista se produce dentro de casa”.

“Entonces salimos a la calle consternados, en estado de shock, a poner velitas y a compartir en las redes sociales pancartas en solidaridad con los muertos: “Je suis Charlie”, ha continuado, asegurando que “es sólo una cuestión de distancia geográfica la que marca la diferencia entre los muertos de primera y de segunda categoría” cuando “hay un adjetivo que une a todas estas víctimas y que, en Occidente, no es políticamente correcto resaltar: la fe  cristiana de todas ellas”.

Precisamente, para revertir la situación, MasLibres.org celebra este fin se semana en Madrid en “mayor” congreso internacional sobre persecución de cristianos #WeAreN2015 para “concienciar a la opinión pública occidental de la gran tragedia humana y de civilización que viven los cristianos en zonas bajo el yugo yihadista” y para “dar voz” a las víctimas, a los testigos de las atrocidades y a los que se juegan la vida a diario por esta causa.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid ha pedido que no haya “ni un minuto de olvido ante los crímenes continuados de genocidio religioso”. Botella ha aseverado que la religión es uno de los puntos de referencia en el horizonte cultural del hombre. “La fe y los valores trascendentes deben unirnos, por encima de todo, en el respeto a la persona, en la búsqueda de la claridad moral y en la defensa de la dignidad humana”, ha asegurado.

Ana Botella ha aplaudido la iniciativa de poner en marcha la declaración de Madrid, el manifiesto del Congreso, “en la que nos movilizamos contra el genocidio religioso, denunciamos la actividad terrorista de los grupos yihadistas y animamos a los Gobiernos y autoridades del mundo a apoyar sin fisuras a quienes sufren persecución”, ha afirmado y ha hecho hincapié, a renglón seguido, en que ‘No se hace la guerra en nombre de Dios’, como proclama el Papa Francisco.

Finalmente, la defensora del Pueblo ha calificado la persecución religiosa como “el caso extremo de intolerancia” y ha coincidido en que en Occidente nos “acostumbramos” en muchos casos a estas noticias y que las instituciones internacionales son incapaces, entre ellas naciones unidas, son “incapaces de detener estas atrocidades”.

“Si aceptamos los ataques y los silenciamos, aceptamos estos crímenes execrables e intolerables”, ha enfatizado, haciendo hincapié en que la institución que preside se dirige a estas instituciones internacionales que se ocupan de los derechos y libertades.

Textos de los discursos de inaguración:

Defensora del Pueblo, Soledad Becerril

Presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*