La Junta de Andalucía condiciona la libertad religiosa

La Junta de Andalucía condiciona la libertad religiosa
17 febrero, 2015 Antonio Velázquez
In destacados

El Obispado de Córdoba ha defendido la Visita Pastoral que el obispo, Demetrio Fernández, ha realizado a los centros escolares  frente a las críticas del sindicato de enseñanza Ustea y al intento de la Junta de Andalucía de impedirla instando a los colegios a limitar dichas visitas.

En un comunicado, el Obispado ha recordado que la visita del máximo responsable de la Diócesis a los centros escolares “cumple escrupulosamente con la normativa” y califica las críticas de la Junta de “acoso sistemático a la clase de Religión Católica”. Clases que, además, “la inmensa mayoría de los alumnos de nuestros centros escolares de la diócesis de Córdoba solicitan libre y democráticamente cada año en el uso de su derecho a la libertad religiosa”, un “derecho que se pretende conculcar y para cuya defensa el Obispado de Córdoba usará todos los medios que la ley le ofrece”.

En este sentido, el Obispado ha recordado que “la visita pastoral es una actividad que todos los obispos llevan a cabo en sus respectivas diócesis” y Demetrio Fernández concluirá este año 2015 “la primera vuelta a todas y cada una de las parroquias de la Diócesis, conociendo muy de cerca la realidad que le ha sido encomendada como obispo de Córdoba”.

En tales visitas pastorales, “acogiéndose al derecho que le otorga la libertad religiosa de un estado democrático”, el obispo “visita también a los alumnos de los centros públicos y concertados que libremente han solicitado religión católica”, que, “según datos del curso 2013-2014 son el 90’73% en Primaria y el 57,74% en Secundaria, como hacen los ministros de las demás religiones en los casos paralelos”.

Desde el Obispado se ha subrayado que “no se trata de un privilegio, sino del reconocimiento de un derecho de los alumnos a recibir la visita de sus representantes religiosos, derecho consagrado en nuestra vigente Constitución”.

Es más, según ha informado el Obispado, “prácticamente en todos los centros ha sido recibido con gran alegría del claustro, de los alumnos de Religión Católica y de sus padres. En muchos casos el equipo directivo ha considerado el acontecimiento como una actividad del centro, aprobada por el Consejo Escolar, y ha procedido en consecuencia a acomodar el horario para que todos pudieran disfrutar del evento, con gran aprovechamiento pedagógico transversal, previo y posterior a la visita”.

Además, según se ha destacado desde la Diócesis, “en todo momento se ha observado escrupulosamente la normativa vigente”, es decir, que tenga “conocimiento” de la visita la Delegación Provincial de Educación de la Junta y “la Consejería competente, que con fecha de 9 de noviembre de 2010 autorizó de una vez por todas estas visitas”.

Ello suponía la “inclusión de la visita en el Plan del Centro” correspondiente “al comienzo del curso, para ser aprobado por el Consejo Escolar”, con la “participación de los padres, que en todos los casos han aplaudido la visita del obispo y han disfrutado junto a sus hijos, de la reunión con los alumnos de Religión Católica, disponiéndose en ese momento otros espacios educativos para los alumnos que no han elegido esta opción”.

El sindicato acusa al Obispo de “fundamentalista”

El sindicato de enseñanza Ustea ha manifestado su queja por las visitas del obispo de Córdoba a los colegios. A juicio de esta organización sindical, “se incumplen las normas y se bordea la legalidad por la pasividad de unos, la complicidad de otros y el mirar para otro lado de algunos responsables educativos”.

Considera Ustea que esta visitas “tienen un claro objetivo propagandístico de mostrar su capacidad de influencia y pretendiendo transmitir sus planteamientos ideológicos”, que en el caso del obispo de Córdoba, añaden, “son bastante fundamentalistas”.

A juicio del sindicato, “que estas visitas se produzcan se justifica por la presencia en el curriculum y en los centros de enseñanza de la asignatura de Religión, y en la autonomía de los Consejos Escolares que pueden aprobarlo (o no). Pero ante las numerosas irregularidades en la organización de dichas visitas, que pueden ir claramente contra los derechos constitucionales”. El sindicato Ustea ha solicitado a la delegación de Educación que se reenvíen a los centros las “instrucciones claras sobre la organización de las mismas”.

La Junta de Andalucía pone condiciones a la libertad religiosa

Cinco condiciones son las que tiene que cumplir el obispo, Demetrio Fernández, a la hora de visitar los centros educativos de Córdoba. Se trata de un conjunto de instrucciones que la Delegación de Educación ha vuelto a remitir a los colegios sobre las posibles visitas del prelado o de otras autoridades eclesiásticas.

  1. La actividad que se pretenda realizar respetará la opción religiosa, o no, manifestada por las familias y, en su caso, por el alumnado.
  2. Deberá enmarcarse en la programación del área de Religión Católica, por lo que afectará exclusivamente al alumnado que curse esta enseñanza.
  3. La actividad ha de ser conocida y aprobada previamente por el consejo escolar.
  4. El alumnado que no participe en la misma recibirá la debida atención educativa de forma continuada y respetando la planificación y funcionamiento ordinario del centro.
  5. Como cualquier otra actividad, ésta ha de ser remitida al Servicio de Inspección de la Delegación para su correspondiente supervisión.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*