El martirio de los musulmanes convertidos al cristianismo, Joseph Fadelle

El martirio de los musulmanes convertidos al cristianismo, Joseph Fadelle
26 octubre, 2016 Javier
In WeAreN2015


El testimonio de Joseph Fadelle, musulmán iraquí proveniente de una influyente familia que se convirtió al cristianismo, pone el acento en el drama de los conversos en el Congreso Internacional Todos Somos Nazarenos #WeAreN2015.

A causa de su conversión, Fadelle lleva huyendo años con su mujer y sus cuatro hijos. Los musulmanes quieren matarle porque sobre él pesa una ‘fatwa’ por haber abandonado su religión. A instancias de su padre, fue torturado y encarcelado por el régimen de Saddam Hussein durante meses para que regresara al Islam. Huyó del país hacia Jordania y escapó de un intento de asesinato organizado por su propio hermano, que le dejó tendido en la cuneta y en el que le dieron por muerto.

Se ha vuelto un nómada a causa de la religión. “Si muero, mi vida será para otros”, ha sostenido Fadelle, que vive en Francia desde 2001 y ha obtenido ya la nacionalidad francesa, aunque lleva escolta.

“Ni en mi familia ni en mi entorno musulmán, me tendieron una mano. De hecho, es imposible que un musulmán ayude a otro desertor, que se ha convertido al cristianismo: tienen la obligación de verter la sangre de quien deserte del islam”, ha destacado y ha asegurado que en Irak dejarían de perseguirle para matarle si renuncia a Cristo.

“Gracias a Dios sólo me encontraron en Jordania. En Francia había un imán de Siria que quería matarme, así es que, como tengo cuatro niños, no puedo estar en el mismo sitio mucho tiempo. La Policía me pide que cambie constantemente el sitio de la vivienda”, ha afirmado durante su ponencia ‘El martirio de los musulmanes convertidos al cristianismo’.

Según ha relatado, hay un versículo coránico y un ‘hadit’ (costumbre) mediante los que Mahoma ordena matar a todo musulmán que abandone el Islam y cambie de religión. “Ése es el motivo por el cual mi propia familia intentará, por todos los medios, acabar conmigo”, ha declarado.

“El Corán es igual para todos. Y dice que hay que matar a quien abandona el Islam”, ha aseverado al ser preguntado por otras interpretaciones del Corán que hablan del valor extraordinario que da Mahoma a la vida.

“La fatwa nunca termina. No tiene ni tiempo ni lugar. Sigue hasta hoy y pienso que algún día conseguirán matarme. Pero hasta que llegue ese día estoy disfrutando del momento”, ha asegurado Fadelle, que vivió su conversión en secreto durante meses, hasta que su esposa Anuar, con la que se había casado por exigencia de su familia, lo descubrió y le apoyó en su decisión.

Fadellle ha querido remarcar que hay que distinguir entre el islam y los musulmanes: El Islam es malo y peligroso, pero los musulmanes son nuestros hermanos en Cristo y somos responsables de ellos, de su salvación. Tenemos que amarlos, que acogerlos con respeto. Debemos transmitirles la luz de Cristo que está en nosotros”.

Su autobiografía, ‘El precio a pagar’, publicada en 2010, vendió 50.000 copias en solo un año.

17161983426_58a4b98d48_n

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*