Protestas tras el cierre del único cementerio musulmán de Madrid

Protestas tras el cierre del único cementerio musulmán de Madrid
26 noviembre, 2014 Miguel Vidal Santos
In destacados

Los musulmanes que querían ser enterrados según su religión en las comunidades de Madrid, Castilla La Mancha y Castilla y León acudían hasta ahora al cementerio de Griñón, a 27 kilómetros de la capital. Desde el pasado 17 de noviembre el ayuntamiento de esta localidad mantiene cerrado el cementerio.

Derecho a ser enterrado

Las familias afectadas por esta medida han iniciado una campaña de protestas ante las instituciones, en las redes sociales y en las calles de la localidad:

“Imagina que al dolor de perder un familiar se le sumara la incapacidad de poder afrontar el duelo por no poder dar sepultura a su cuerpo. Pues eso le está pasando a la Comunidad Musulmana de Madrid, nos han cerrado el único cementerio para musulmanes con el que contábamos en la Comunidad de Madrid. Seas musulmán o no, ayúdanos a recuperar el cementerio y a dar digna sepultura a nuestros familiares, amigos, conocidos, vecinos o desconocidos. Todo ser humano tiene derecho a ser enterrado dignamente y respetando sus últimas voluntades. Firma, difunde, comparte y divulga el mensaje: la comunidad musulmana está siendo pisoteada.” (Solicitud de reapertura del Cementerio de Musulmanes en Griñón)

Trámites burocráticos

Colectivos musulmanes han expresado su descontento y han convocado protestas ante el cierre del cementerio. Los familiares de ciudadanos musulmanes fallecidos en los últimos días denuncian que los cuerpos de sus seres queridos permanecen en cámaras frigoríficas a la espera de una solución, y reclaman su derecho a un lugar de enterramiento de acuerdo con su religión, tal como ha sucedido hasta ahora. El Ayuntamiento no se niega a mantener el uso del cementerio musulmán pero argumenta que son precisos algunos trámites legales, especialmente urbanísticos y sanitarios, para regularizar su situación.

El cementerio de la Guardia Mora

El cementerio musulmán de Griñón, que pertenecía hasta hace pocos días al Ejército, se remonta a la Guerra Civil, cuando Francisco Franco autorizó que los terrenos fueran utilizados para enterrar según el rito musulmán los cuerpos de los miembros de la Guardia Mora fallecidos en la contienda. La ausencia de una regulación precisa durante los 60 años de existencia del cementerio ha dado pie a presuntas irregularidades que ahora el Ayuntamiento de la localidad quiere resolver, pero los colectivos musulmanes afectados reclaman que entre tanto se mantenga habilitado el lugar. Según portavoces de los afectados, el cierre podría prolongarse durante dos meses o más.

Más información en:

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*