Rezar molesta al vecindario

Rezar molesta al vecindario
27 noviembre, 2014 Antonio Velázquez

En Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha fallado contra la pretensión del ayuntamiento de Bilbao de expulsar a las afueras de la ciudad los centros de culto de las minorías religiosas.

El motivo que esgrime el alto tribunal es que hubo un defecto de forma, pero evita pronunciarse sobre el fondo de la cuestión: ¿puede una normativa municipal conculcar un derecho fundamental, como es el derecho a la libertad religiosa?

Centros de culto tratados como discotecas

El ayuntamiento de Bilbao ya ha manifestado su decisión de recurrir el fallo, subsanar el defecto de forma y seguir adelante con la medida.

De esta manera, Bilbao podría ser la primera ciudad española en vulnerar los derechos de evangélicos, ortodoxos, mormones y musulmanes, al prohibir la instalación de centros de culto en los bajos de los edificios de viviendas, lugar donde habitualmente se ubican.

La normativa municipal apela a “la obligación de la administración de tutelar el derecho a una convivencia pacífica y sin molestias”, y entiende como incompatible la actividad religiosa con el uso residencial. Las discotecas y los templos se incluyen en la misma norma como actividades potencialmente molestas para el vecindario.

MasLibres.org defiende el derecho a la libertad religiosa de las minorías

 

No es la primera vez que se equipara el ejercicio religioso con la actividad lúdica de las discotecas, a pesar de la ofensa que lleva implícita.

Ya en mayo de 2011, fue el ayuntamiento de Madrid el que intentó cerrar los templos evangélicos aduciendo el mismo motivo. El portavoz de MasLibres.org, Miguel Vidal, recordó entonces que “los templos no pueden estar sometidos a la misma regulación que las discotecas o los bares: la fe no es una actividad, ni puede ser tratada como tal”.

La plataforma MasLibres.org salió a la calle aquellos días en defensa de los cristianos evangélicos para hacer llegar un mensaje claro a las administraciones públicas: que “deben proteger la libertad religiosa recogida en la Constitución y en las leyes en vigor y han de velar para que el derecho a profesar una religión y a expresarlo en público pueda desarrollarse sin impedimentos”. Aquí puedes ver las fotografías de la manifestación.

Los argumentos de MasLibres.org, tres años después, mantienen su vigencia, en vista de que las corporaciones municipales siguen agrediendo a la fe, obstaculizando libertad de credo y dificultando la acción social de los creyentes de las diferentes confesiones.

Una polémica que no es nueva en Bilbao

Con la excusa de las protestas vecinales por la instalación de las mezquitas en las calles Concepción y Pablo Alzola -esta última no llegó a construirse- en 2011, el ayuntamiento paralizó la concesión de licencias hasta la redacción de un nuevo Plan General más restrictivo con la libertad de culto.

Así, el 25 de septiembre  de 2013, el nuevo Plan fue aprobado en el pleno municipal con los votos en solitario del PNV, los votos en contra de Bildu y PSE-EE y la abstención del PP.

La reacción de la Comisión Islámica de España, por una parte, y del Consejo Evangélico del País Vasco por otra, no se hizo esperar. Ambas entidades interpusieron sendos recursos ante la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior Vasco. El gabinete jurídico de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ferede), que agrupa a más de 3.000 comunidades y que siempre ha abogado por una regulación de ámbito estatal que garantice el derecho fundamental de la libertad religiosa en unas condiciones de igualdad para todos los ciudadanos, apoyó la causa de las asociaciones afectadas.

En julio pasado, el TSJPV avaló la normativa municipal al considerar que no restringía la libertad religiosa y amparaba la autonomía del consistorio en materia urbanística. Sin embargo, ahora la misma sala de lo Contencioso Administrativo anula la modificación del PGOU, al aceptar el recurso del Consejo Evangélico por un error en la tramitación.

Un nefasto precedente contra la libertad de culto

Durante todo el año, el caso de Bilbao se ha seguido con atención desde el Observatorio del Pluralismo Religioso, dependiente del Ministerio de Justicia, la Federación de Municipios y Provincias, y la Fundación Pluralismo y Convivencia.

La amenaza contra la libertad religiosa de estas comunidades lleva tiempo en estado  latente en algunas ciudades de España. Del caso de Madrid ya hemos hablado. Cataluña ha aprobado también ordenanzas similares, que no hacen sino aumentar la sensación de desamparo, de exclusión y discriminación de los fieles de confesiones minoritarias.

Sin embargo, ha sido la capital vizcaína la primera ciudad que ha llegado al extremo de modificar su Plan General de Ordenación Urbana para alejar los templos de las zonas urbanas.

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España ya ha manifestado en más de una ocasión que no dudará en recurrir «al Supremo, al Constitucional y al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo», que en «jurisprudencia reiterada» han calificado de «injerencia» la modificación de planes urbanísticos cuando afecta a la libertad de culto.

Manuel Domínguez, portavoz del Consejo Evangélico del País Vasco, lamenta que la sala «sólo haya tomado en consideración uno de los siete argumentos que incluía la demanda», precisamente el que se refería a un defecto de forma, dejando a un lado «la contundente limitación de la libertad religiosa» que supone «relegar los centros de culto fuera del 88% de los edificios de la ciudad».

Más información en:

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*