La Iglesia Católica asistió en España a 4,1 millones de personas en 2013